¿ PORQUÉ HA CAMBIADO BARCELONA ? Metamorfosis de las ciudades.




¿ PORQUÉ HA CAMBIADO BARCELONA ?


¿ Son las ciudades las que  cambian a las personas o son las personas las que cambian a las ciudades ?

"Soy musulmán y me dicen que soy terrorista. Yo confío en ustedes. ¿Confían ustedes en mi ? Abrácenme".


Fue  la plegaria de un joven que repartía abrazos en la plaza de la República de París en 2015.  Aquel gesto espontaneo en memoria de las víctimas de la cruel masacre terrorista produjo abrazos fraternales de algunas personas, pero  también creó un muro infranqueable entre otras  que le rodeaban en quella plaza.

El recelo por los sucesos vividos días antes paralizó durante mucho tiempo el sentimiento de la gente en París. Lo mismo ocurre en muchos otros países  que han vivido masacres o tienen que lidiar con personas incivicas, que no respetan  lo ajeno, desobedecen las leyes y crean un clima de inseguridad  y desorden.

¿Qué está  pasando desde entonces? 
¿Han  mejorado  las  relaciones humanas y sociales entre la gente que vive en  Barcelona o en otras  ciudades?
¿Cual es hoy  la situación ?
Poco a poco, la ciudad en la que viví tantos años se ha ido transformando. Ya no  parece mi ciudad. Donde había parques verdes con personas  conversando  y compartiendo el  mismo banco, hoy  hay personas solitarias, alejadas unas de otras por un mobiliario urbano que las separa. Predominan los espacios diáfanos de cemento con elementos fríos que rompen el sentido de comunidad.
Los bancos largos, aquellos de madera con un respaldo cómodo dónde podian sentarse  varias personas,  van  desapareciendo. En su lugar abundan   los llamados  “bancos anti-mendigos” y asientos unipersonales que no facilita el intercambio y la comunicación.
El motivo de la proliferación de bancos de hormigón sin respaldo o sillas individuales es para impedir que un mendigo lo utilice para tomarse un bocadillo, pasar unas horas tumbado, o dormir toda la noche. A la vez este  mobiliario  evita la acumulación de suciedad,   robos y desperfectos por actos vandalicos. El caso es,  que este mobiliario también dificulta acomodarse a cualquier persona  que no sea un mendigo. Reclinarse, leer cómodo media hora,  o descansar un rato resulta imposible, sobre todo si es una persona de avanzada edad.
CIUDADES  HOSTILES 
El individualismo, la restricción y la represión física  que imprime este tipo de mobiliario en el habitar  urbano  es velada, pero resulta más que evidente. Está implantado en Barcelona, pero también  está implantado  en muchas ciudades del mundo:
Madrid, Tokio, Montreal, Londres, Washington o China son algunas de las grandes urbes en las que ha proliferado este tipo de mobiliario urbano descaradamente agresivo.

 Algunos  ejemplos:
Zona anti-mendigos China 
                                            
Banco circular Tokio


Banco antidroga. Evita esconder drogas



Resultado de imagen de banco curvo oxford Reino unido
Banco Curvo anti-mendigo Oxford Reino Unido 



Resultado de imagen de banco curvo oxford Reino unido
Taburetes urbanos  Washingon EE.UU

Banco urbano  Montreal ( Canadá )

CATALUNYA Y MADRID

El atentado terrorista sufrido en Agosto 2017  en la Rambla marcó tendencia también en el mobiliario urbano de Barcelona y Cambrils y se amplió a  otras comunidades. Se colocaron grandes moles de hormigón o volardos en las zonas céntricas que impidieran el acceso de vehículos de posibles terroristas. 

La situación de inseguridad que vivimos, a consecuencia de la ola de actos  incivicos, atracos a mano armada de multirreincidentes, robos de vehículos, violaciones grupales,  excesivo consumo de alcohol y  drogas en las calles, etc ha generado también una transformación en el entorno urbano,  que por otra parte no es ajeno a la relaciones  inter-sociales  y al cambio en muchos de nuestros hábitos.
Un niño juega en un parque infantil junto a la plaza Vázquez Montalbán, en el Raval barcelonés, en presencia de un hombre que duerme en el suelo. Esta imagen es habitual en el barrio
La inseguridad está desplazando de los parques  a muchos niños.
Plaza Vazquez Montalvan. El Raval Un hombre al fondo durmiendo

Unos jóvenes fuman porros en un parque de la calle Villarroel
Un grupo de jóvenes  fuman porros en un parque de C/ Villarroel. 
Banco anti-mendigo. Virey Amat Nou Barris Barcelona

 Banco corrido de hormigón. Parque Forum. Barcelona
Resultado de imagen de banco bolardo en tarragona
Banco a modo de  volardo anti-terrorista.  Tarragona pesa 540 Kilos




Banco de hormingón en Madrid. Evita la  suciedad y la acumulación del agua de  lluvia

Por otra parte el ruido, la gentrificación, la contaminación, las emisiones del CO2, los accidentes, la masificación de bicis y patinetes eléctricos, son demasiados estímulos para creer  que la ciudad  puede seguir siendo la que era antes,  un lugar apacible para  todos.

El stréss crónico, la ansiedad, la soledad no deseada, la depresión, el asma, síntomas que prevalecen en las grandes urbes, ha hecho aumentar el consumo diario de tranquilizantes y antidepresivos. En 2013, según datos de la Agencia del Medicamento, el uso de antidepresivos había aumentado un 200% desde el año 2.000. Se pasó de 25,5 dosis por cada mil habitantes y día a 79,5 dosis. Entre  202 y 2016, la venta creció un 14,73%. 

La encuesta del Circulo de Sanidad, integrado por empresas del sector sanitario, los medicamentos  Orfidal, Laxatin, o Valiún, se consolidan como la tercera droga más consumida, por detrás de las drogas, el alcohol y el tabaco. Según dicha encuesta, un 20,8 de la población la ha probado alguna vez y un 11,1% en el último año. 


Resultado de imagen de patinetes en barcelona
Patinetes eléctricos en Port Olimpic. Barcelona
Si se quitaran todos los coches  que circulan por  Catalunya y se masificara el uso de la bicicleta, la situación  podría ser  alarmante. China se está planteando dar marcha atrás al Bike Sharing por los problemas que está planteando en las ciudades. . 
Resultado de imagen de masificación bicicletas
Bike Sharing en China

LA BURBUJA DEL ALQUILER 

El mayor  problema que ha causado un gran impacto socio-urbanístico en Barcelona,  ha sido la burbuja del alquiler, un  asunto al que he dedicado varias investigaciones expuestas en este blog:

El modelo socio económico habitacional ha estado plagado  de errores. La especulación descarnada de inversores y bancos, junto a la dejadez de los Gestores Públicos y el Ayuntament, ha llevado a  que la capital catalana haya registrado las siguientes cifras:


Entre el 2015 y el 2017, según el Consejo General del Poder Judicial, en Barcelona  ha habido  12.322 desahucios, que equivale a más de 4.000 al año.

PISOS COLMENAS, LA INFRA-VIVIEDA 


La inflación en los precios del alquiler ha forzado a muchas  personas con trabajos precarios y pocos ingresos  a vivir  en infra-habitáculos o  “ PISOS COLMENA, que no son otra cosa que  agujeros de 2,50 de largo x 1,20 de fondo  x 1,20 de alto. Precio:  250 euros al mes.



 Resultado de imagen de pisos colmena barcelona

Resultado de imagen de pisos colmena barcelona
Infravivienda construida por HAIBU 4-0



                                                       Habitáculos de  Haibu 4-0

Barcelona  se ha poblado considerablemente. Hay muchos turistas, muchas  personas, sí, pero las percibo como  estatuas de mármol frías y silenciosas. Durmientes eternos por el consumo de opiáceos, drogas y alcohol que ocupan calles y plazas. Personas  estresadas que no se detienen, que no saludan,  que no ceden el paso en los accesos al  transporte urbano, que ocupan los asientos reservados a mayores o embarazadas. Transeúntes  distraídos, absortos en sus móbiles , totalmente ajenos al paisaje y a las personas  que les rodea.  



Calle para  adictos a móbiles y smarphons.   China


                                                                         ¿ PODRÍAMOS LLEGAR A ESTO ?
                                                      ¿Se busca  rentabilizar al máximo la ciudad ?




Recuerdo hace años cómo personas en la calle que no conocía  de nada,  invitaban a un cruce de miradas, a una sonrisa o a un saludo. Hoy absortos ante  sus smarphons,  me sobrepasan sin apercibirse  que  paso  por su lado.
No oigo un 'buenos días', un 'muchas gracias' o un 'adiós'. Cabizbajos y distraídos unos y otros, sólo escucho  el eco de sus pasos. La sirena de una ambulancia, el lloro de un niño, el ruido repentino de un coche, o un ligero roce en el bolso  me sobresalta. 

Ciudades llenas de gente, pero descontenidas de "personas". Gargantas silenciosas como atrios de oración. Todo parece haber venido de repente, pero se ha ido gestando lentamente sin darme cuenta. Nadie me avisó.

Pérdida en la ciudad de siempre, ya no miro el cielo, y no es que no me quede humanidad, es que no sé a quién dársela.

Luisa Vicente

Comentarios

nuria ha dicho que…
Un análisis de la situación real por la qué atravesamos y que no sabemos hacia donde nos conduce, una deshumanización impropia de la raza humana, pronto el adjetivo de humano nos sobra.
Luisa Vicente ha dicho que…
Gracias por tu comentario. La IA (Inteligencia artificial) aunque pocos reparen en ella, será un factor determinante en los cambios que se avecinan, a la vez que producirá una mayor desigualdad entre pobres y ricos.