LAS CÁRCELES INVISIBLES DE LA IGLESIA CATÓLICA

LAS  CÁRCELES  INVISIBLES DE LA IGLESIA CATÓLICA


De lo que no se habla  no  existe, pero el clamor de varias  monjas que se rebelaron el pasado mes de  febrero contra los abusos sexuales del clero, puso en alerta a miles de mujeres que saldremos el 8 de marzo y denunciaremos las cárceles invisibles donde se cometen  esos abusos.

Ese día las monjas deberían abrir las puertas y ventanas  de los conventos, de los monasterios, de las abadías, de las  iglesias, de  las  parroquias, y señalar a los sacerdotes culpables, obispos, arzobispos, cardenales, y  ministros del más alto rango que  someten y maltratan a las novicias, a las monjas y a las  sirvientas, todas ellas  creyentes y personas frágiles que están a su servicio.  

El  Papa  Francisco reconoció estos abusos, incluso refirió  el cierre de  la congregación francesa Saint Jean, donde los clérigos y su Fundador,  practicaban la esclavitud sexual, e incluso se las llegó a manipular mentalmente  para que se  sintieran culpables. 


Convertidas en marionetas,estas religiosas nunca han denunciado   las coacciones, las humillaciones, los abusos de poder y las agresiones sexuales que sufren en esos lugares. La Jerarquía eclesiástica siempre perpetuó  el modelo machista y autoritario que el feminismo intenta abolir, por ello creo que si estas monjas consiguieran frenar los abusos de las que son victimas por parte  del clero, llegarían al punto de inflexión al que  llegaron las sufragistas al conseguir su derecho a  votar.  Sin lugar a dudas, sería la mayor revolución social del siglo XXI. 


                                                              Movimiento sufragista 1903

La Iglesia "penaliza" en su moral la sexualidad por el voto al celibato, pero los culpables que han cometido abusos sexuales con monjas o novicias, o incluso con menores, muy pocas veces han sido castigados judicialmente. Tampoco  castiga el abuso de poder, una tradición asumida que la iglesia practica desde sus inicios.  

El  contexto cerrado y  oculto de los centros religiosos, hace que muchas religiosas sean humilladas y tratadas como esclavas y  acaben perdiendo  su dignidad, sus derechos y sus libertades, sobre todo si son mujeres de  sectores humildes y vulnerables. Una Institución que encubre miserias, corrupciones y delitos de clérigos amorales  que son nombrados  incluso arzobispos, obispos castrenses, cardenales y Presidentes de la Conferencia Episcopal, carece  de credibilidad y de toda autoridad moral. A pesar de estas irregularidades,   el gobierno español dotó a la Iglesia en 2017  con 11.000 millones en subvenciones , lo que supone un 1% del PIB y un gasto de 240 euros a cada ciudadano.

La Comunidad eclesiástica nunca  protegió  a las mujeres  que tuvieron hijos con sacerdotes, ya fueran monjas, novicias, o  mujeres seglares. Apenas tuvieron  derechos ni ayudas económicas suficientes para mantenerlos, todo quedaba encubierto con tal de no dañar la reputación de la Institución. 

Tampoco sus labores son reconocidas, incluso  raramente son invitadas a sentarse a la mesa en la que sirven.

Es humillante que además del trato vejatorio que reciben por parte del clero,  las obliguen a callar, a llamar "padre" a su agresor,  a reverenciarlo,  a  bajar la cabeza como si las culpables fueran ellas por haberlos provocado. Son tratadas  como pura necesidad corporal de un cura, explotadas laboral y sexualmente,esperan y transigen con todo, soportan frustraciones personales,humillaciones, fracasos y  abortos forzosos.


Recordemos que las huelgas  cambiaron el mundo, aunque en el .último siglo y medio muchas  fracasaron o incluso algunos trabajadores perdieron la vida. La tenacidad de un puñado de valientes impulsaron grandes transformaciones en los derechos de los obreros en fábricas, en las  minas y en las fábricas de  textil de todo el mundo .


Acordaros de la huelga del 1886 en las fábricas de Chicago, para pedir jornadas de 8 horas de trabajo se movilizaron 350.000 obreros industriales. En esta huelga 60 policías resultaron heridos, 38 obreros muertos y varios sindicalistas fueron ahorcados después de un proceso judicial. Aún hoy se les recuerdan como “los mártires de Chicago”

Los mártires de Chicago 1886




En la revolución del campesinado en Rusia en 1905 y en la huelga de 1980 en Polonia, 17.000 trabajadores tomaron el control del astillero Lenin para protestar por el aumento de los precios de los alimentos. A las dos semanas, su líder Lech Walesa, dio un histórico mensaje.


Rusia Revolución del campesinado 1905

También en los años 70 en Brasil, 17.000 obreros metalúrgicos paralizaron el corazón industrial de la ciudad reclamando aumentos salariales hasta que el gobierno finalmente aceptó ajustar los   salarios cada semestre.                          






El mundo enfrenta muchos retos en una época de convulsión económica, política  y social, donde la globalización, junto a la  inestabilidad laboral y la precariedad  se están imponiendo. 

Los derechos sociales no están garantizados por  los Parlamentos, ni por la Iglesia, se consiguen pacíficamente en las calles.
Convoco a todas las religiosas  que viven  en esas cárceles invisibles, a que salgan de su anonimato con la cabeza bien alta y se unan a las  miles de mujeres que el día 8 de Marzo saldremos a las calles para exigir  el trato, la igualdad  y la dignidad  que todo ser humano merece.

                                                      Artículo publicado en El Periódico de Catalunya:


Unas monjas limpian el aceite derramado por el Papa en el altar de la Sagrada Família febrero 2010.

https://www.elperiodico.com/es/entre-todos/participacion/8-m--carceles-invisibles-189551

Luisa Vicente

Comentarios