LOS LIBROS SON TERAPÉUTICOS, AYUDAN CASI MÁS QUE LAS MEDICINAS

LOS LIBROS AYUDAN CASI MÁS QUE LAS MEDIDICINAS


"Seríamos peores de lo que somos sin los buenos libros que leímos, más conformistas, menos insumisos y el espíritu crítico, motor del progreso, ni siquiera existiría". 
Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura.

Viendo la especulación y el utilitarismo que ha hecho el gobierno y algunas autonomías de la pandemia en relación con la compra de material sanitario a empresas que no existían, en un momento en que la vida de miles de vidas humanas estaban en juego, me doy cuenta que no hay pocas cosas en la vida  que aporten  tantos valores que los libros en esta compleja sociedad.

Desde el 14 de marzo 2020, fecha en la que se declaró el estado de alarma y el confinamiento  de todo el país, he comprado y leído 16 libros.

Reconozco que leer me ha salvado casi la vida.  En un año en que tanta gente ha perdido cosas materiales, pero también espirituales, la empatía, la confianza, la fortaleza, y sobre todo la salud, los libros me han ayudado a no tener miedo de perderlo todo, a pensar con calma, a tomar la medida real de la situación que se me vino encima. Me ayudó a no estar enganchada a la tele pendiente de noticias truculentas, a inmunizarme contra la propaganda  del miedo que expandía más que darme una información crítica.

Aprendí a medir la situación sin desbordarla, lo que me llevó a tomar decisiones más racionales que emocionales,  a evitar el sobresalto y la improvisación, sintiendo  un equilibrio emocional  que ha ayudado también a mi salud. Reaccioné al vaivén de las dificultades como un junco, sin ofrecer excesiva resistencia a ellas, ahorrándome  amargura y resentimiento. Ayudan a manejar tu destino, y a sentirte  mucho más libre.

Los libros son una terapia, y el precio que pagamos por ellos no es un lujo, están al alcance de cualquiera. No se compran en farmacias, ni huelen a medicinas, tampoco tienen contraindicaciones, ni vienen guardados en cajas, le los da en mano el librero, o lo eliges tu misma de entre centenares de ellos, según tu estado de ánimo y lo que necesites en cada momento. Esperan silenciosos y apacibles a que los lean, todo lo contrario del movil, que crea nerviosismo y estrés cuando no lo coges o dejas de prestarle atención. 

La concentración que se requiere para leer enriquece la mente, ayuda a la concentración,  y al menos durante un rato, nos olvidamos de las preocupaciones. Ayudan a escribir mejor, amplia nuestro vocabulario, y nuestro sentido crítico se expande. Ciertas lecturas nos proporcionan datos útiles que son  muy necesarios  cuando tomamos decisiones importantes en nuestras vidas.

Pero lo mejor de los libros, es que son un salvavidas para no sumergirte en la incomunicación y en la soledad.



Luisa Vicente

"La lectura hace al hombre completo, la conversación lo hace ágil, el escribir lo hace preciso".
Francis Bacon, escritor y filósofo

Comentarios