CARTA ABIERTA A IRENE MONTORO. Ministra de Igual- dá.

Irene Montoro. Ministra de Igual-dá. Protesta feminista 2020


Sra. Ministra, Irene Montero:

Creo que está interiorizando en la mujeres un discurso distorsionado, que está llevando a la división entre las feministas, cada día que pasa.

A fecha del jueves pasado, Madrid tenía solicitadas 69 concentraciones para asistir a las protestas del Dia Internacional de la mujer. Vd. instó a salir a la calle a todas las mujeres hoy lunes día 8, así como a participar en los Seminarios del Festival "Ellas crean", que se celebra en Madrid.

Atendiendo que Vd., aparte de ser activista, ocupa el cargo de Ministra de Igualdad, debería haber trasmitido un mensaje claro, inequívoco y unitario, para evitar que las mujeres ocuparan las calles. Eso Sra. Ministra, no es "criminalizar el feminismo" como Vd. lo denomina, eso forma parte de la responsabilidad que se le presupone como cargo público que desempeña, y que como tal, debería haber seguido las recomendaciones que le hizo el Gobierno y el Ministerio de Sanidad, más aún,  cuando existen otras alternativas para manifestarse que son mucho más acordes a la situación de pandemia en la que estamos.

Recuerde, Sra. Ministra, que el pasado año, su atrevimiento a saltarse las normas indicadas desde semanas antes del primer confinamiento, le llevó a contagiarse por el coronavirus, junto a Carmen Calvo, Vicepresidenta primera del Gobierno, Begoña Gómez mujer del Presidente Pedro Sánchez, y Carolina Darias, Ministra de Política Territorial y Función Pública. Le recuerdo también, que veinte días después de aquel acto, el 28 de marzo 2020 concretamente, el número de contagios positivos ascendía a 72.248 contagiados de coronavirus y a 5.690 personas fallecidas aquel mismo día, según fuentes oficiales.

Sra. Ministra, el año pasado causó sensación su lema "Sola y borracha quiero llegar a casa", pero como Vd. es una mujer inteligente y aprende de los errores, el lema de este año: " Por ser mujeres" no dará lugar a mofas, ni a malas interpretaciones. Si la idea ha sido suya, la felicito.

Según ha comentado su Ministerio, este lema pretende reseñar que las mujeres, sin distinción en su diversidad, son todas mujeres porque hay muchas formas de ser mujeres. Sin embargo, Sra. Ministra, su forma de entender la igualdad es preocupante, y en cierto modo la desacredita como feminista.

No se si sabe, Sra. Ministra, que los abusos sexuales a niñas se han multiplicado por 4 en la última década en España, según la Fundación ANAR. El 39% de las violaciones y acoso a menores han sido perpetrados por sus padres, el resto suele formar parte del entorno familiar. La mayoría son niñas pre-adolescentes, o niños menores de 12 años. Los menores no pueden verbalizar, ni reconocer estos abusos sexuales hasta después de muchos años más tarde. Francia ha llevado a cabo el primer "ME TOOINCESTE" (Me tooincesto ) al descubrirse mediante un exhaustivo estudio, que hay 6, 7 millones de menores que han sido víctimas de incesto.

Mientras Francia pone al descubierto la grave situación del incesto, en España sigue siendo un tema tabú, no está considerado como delito, y tampoco existe un protocolo unificado en todo el territorio que garantice el interés superior del menor cuando se detectan estos casos, según informa la Fundación ANAR en su página web.

El problema es complejo y transversal, por tratarse de niñas totalmente desprotegidas, que les resulta muy difícil verbalizar o reconocer tales abusos, lo que hace que su sufrimiento les persiga durante años hasta que deciden contarlo y denunciarlo cuando son adultas.

El estudio de la fundación ANAR de estos casos, constata que todos los parámetros analizados han empeorado a lo largo de la última década: aumenta el tiempo de padecimiento, la frecuencia de las agresiones, la gravedad y la urgencia se mantiene en las cotas más altas, siendo en el 95,3% de los casos necesario actuar con urgencia media o alta debido a las secuelas que arrastran las víctimas.

Rompa este silencio cómplice Sra. Ministra, rómpalo de una vez; estas niñas y niños no pueden esperar por más tiempo. Vd. no puede regalar un sufrimiento gratuito a miles de niñas y niños. Haga algo ya.

1 Actúe, implantando políticas en las escuelas, en los centros de salud, desde la asistencia social, desde la familia, planifique la prevención, y la concienciación. Elabore un protocolo que proteja a las/los menores.

2 Actúe igualmente, y cuanto antes, en los Centros tutelados de menores distribuidos en toda España, donde se han dado bastantes casos de acoso y abuso sexual, y se siguen dando a fecha de hoy sin que nadie investigue, ni la Fiscalía se ha pronunciado en estos casos, todo lo contrario, silencio absoluto. Aclare también porque su marido, el Vice Presidente del Gobierno, no ha contestado aún a la carta que le envió la UE, en la que le exigen explicaciones de porqué votó en contra de una investigación sobre tales abusos en el Centro de Acogida de Mallorca, el primer caso que salió a la opinión pública, pero como debe saber, también se dieron casos en los Centros de acogida en Euskadi, Canarias, Sevilla, Castellón, Murcia y Barcelona, y a donde siguen produciéndose nuevos casos desde entonces.

Sra. Ministra, las niñas son también mujeres, al igual que lo son las ancianas, de eso imagino que no tendrá ninguna duda. Se lo digo porque han habido, y sigue habiendo muchos casos de ancianas, y viudas mayores, que han sido atracadas, maltratadas y violadas en sus domicilios. De esas mujeres habla bien poco, más bien nada.

3 Actúe a favor de las ancianas que han sufrido mal trato físico, psicológico, abusos y agresión sexual en sus residencias por algún sanitario que las "cuidaba". En estos casos sabe muy bien, que el propio centro, tanto responsables, como trabajadores, suelen mirar para otro lado. Los primeros para salvaguardar la reputación de la residencia, y los segundos para no perder su puesto de trabajo por represalias si denuncian. Tampoco ayuda el que muchas de estas residencias estén en poder de grandes Fondos de Inversión y que sus contratos estén adjudicados por la Administración Pública. Esta dejación de funciones para actuar de inmediato, como lo debería haber hecho su máximo responsable, el Vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, está haciendo que estas personas vulnerables sigan expuestas a un trato indigno, y vejatorio que perdura en el tiempo, con el consiguiente sufrimiento para las víctimas.

Después de un año, muchas personas seguimos a la espera de saber si su esposo ha hecho algo al respecto, si ha elaborado un protocolo decente en materia de sanidad, que abarque la oblugatoriedad de un servicio médico interno y a diario, uno o dos geriátras, dependiendo del número de residentes,  y medicalización pautada por un médico, acorde con las patologías que puedan afectar a cada uno. Así mismo es prioritario dotar a las residencias de comidas saludables y adecuadas, así como más personal medico-sanitario, de lo contrario volverá a repetirse el fallecimiento de otros casi 30.000 ancianos en la próxima pandemia. Por cierto, este dato  de fallecidos,  que el Ministro Illa nunca se atrevió a sacar a la luz, lo hemos sabido hace tan solo unos días, casi un año después de este genocidio. 

4 Actúe señora Ministra con la mayor celeridad a favor de todas las mujeres, no discrimine a ninguna por edad, religión o raza, entienda que somos distintas, y que cada mujer tiene necesidades diferentes. Ni nuestras vidas, ni nuestras experiencias vitales, ni nuestros infiernos son iguales. Poca esperanza podrá trasmitir a estas ancianas, si la persona que más podría hacer por ellas, Vd, la Ministra de Igualdad, rehúsa visitar sus infiernos y ver con sus propios ojos lo que ocurre en esas residencias que apenas tienen Inspecciones de la Administración. Creo que de seguir así, nos iremos deslizando por una pendiente muy peligrosa. Hemos llegado a cotas muy altas del desprecio por la vida al priorizar ante todo la utilidad de las personas. Las personas no son objetos, pero le estamos atribuyendo la misma utilidad que a los objetos.

5 Actúe igualmente a favor de las ancianas para evitar que vivan en la más absoluta soledad, es la peor de todas las pandemias. Les falta apoyo, servicios de atención domiciliaria, y visitas personales para hacerles compañía, aunque sea un día a la semana. Cada vez es más frecuente, encontrase a ancianos fallecidos solitariamente en sus casas, sin que ni un vecino los haya echado en falta. A veces los han encontrado el médico forense  muertos tras haber pasado semanas y hasta meses de su defunción. Le recuerdo que en España hay dos millones de personas con más de 65 años que viven solos, el 20% carece de familia, y  al menos un 10% de ellos sufre algún tipo de maltrato, físico o económico. De esto sabe mucho el Dr. J. Luis Gómez, médico forense en Vigo, que en 4 meses de 2019, tuvo que hacer 118 necropsias, una por día. 

Este es el resultado de un despropósito de vida, unos con mejor suerte que otros, pero en general aparcados y abandonados cuando llegan a viejos y dejan de ser productivos. 

6  Actúe contra la violencia filioparental que sufren las familias y las ancianas con hijos viviendo en sus casas. Tradicionalmente es un delito perpetrado en su mayoría por chicos, pero esa tendencia ha cambiado, y se están dando casos también de chicas. Algunos hijos son irresponsables, y violentos a causa de tener  adicciones. Las que peor  lo viven son las madres mayores, que reciben tratos vejatorios, amenazas, maltrato físico y robos de dinero o joyas.  Estas mujeres casi nunca denuncian a sus hijos, y se encuentran en un callejón sin salida. Les cuesta mucho  acabar con estos espirales de violencia, por lo que necesitan un apoyo emocional.

Cada año se abren más de 4.000 expedientes a menores por este tipo de delito, pero sólo se denuncian los casos más graves, que oscilan entre un 10% y un 15% .

Según los datos de la Memoria de la Fiscalia General del Estado, los expedientes abiertos por este tipo de delito han aumentado un 5,13% desde 2013 hasta alcanzar las 4898 denuncias de padres/madres a hijos/as durante el año 2015.

Actúe también contra los vientres de alquiler, un asunto que aún no está regulado en este país, pero que se practica de facto.  Existen una empresas intermediarias que actúan sin escrúpulos. Están muy bien posicionamiento en Internet, y han encontrado un suculento negocio, con el que se embolsan hasta 120.000 euros o más. Por cierto, dichas empresas no figuran con la actividad real que ejercen al ser  una actividad ilegal en España.

Comprar la función reproductiva de mujeres pobres, generalmente de países del Tercer mundo, u Oriente próximo, se está haciendo cada vez más habitual. Aunque los registros pueden no ser muy exactos, se calcula que más de 250 españolas al año, recurren a un vientre de alquiler. 

Sra. Ministra, acabe con explotación de miles de mujeres sin recursos. Los tratamientos ginecológicos por los que pasan, no son inocuos, tienen sus riesgos, sobre todo cuando son sometidas a partos múltiples, cuando una mujer  quiere tener más de un hijo en un solo embarazo. Sepa que en estos casos, el riesgo de sangrado, infecciones,  y complicaciones durante el embarazo y el parto, es elevado,  en ocasiones alguna mujer lo ha pagado con su vida.

Vd. que es madre, acabe con estas granjas de niños. Monetizar la gestación de un bebé cambia el significado de la maternidad, porque se convierte en  una acción mercantil, y una práctica degradante,  que a su vez degrada  a la mujer gestante porque sufre coerción por vender su vientre, ya que no lo hace de manera voluntaria y libre, sino que lo hace empujada por su extrema pobreza. La maternidad de una mujer es intrínseca  a su desarrollo humano, y a su dignidad, por tanto  controlarla  y monitorearla  durante 270 días en granjas humanas, como se hace con el ganado reproductor, es esclavitud. Moralmente es inaceptable, Sra. Ministra.

No se sostiene,  que estemos luchando por la igualdad y los derechos de todas las mujeres, y y a la vez aceptemos con toda normalidad, que un comprador se adueñe del vientre de una mujer durante 9 meses. Este modelo de sociedad nada tiene que ver con el que estamos exigiendo. Vender un vientre, un ojo ó un riñón para poder comer, no es vivir libremente, es crear una sociedad demasiado tolerante y deshumanizada, que ha eliminado uno tras otro los límites que la protegen de su autodestrucción y de su decadencia.

¡ Ya basta ! de manipularnos  por intereses macroeconómicos, políticos y modas aparentemente justas y "sociales" sin apenas dejarnos poder de reacción.

8  Actúe contra el silencio de la Iglesia que tiene a centenares de mujeres en los conventos de clausura, y abadías  soportando  desde siglos, el trato machista, el acoso, y el abuso sexual de una parte del clero que no ha entendido aún el respeto a la mujer. El clamor de varias monjas que se rebelaron en 2019 contra el acoso y los abusos sexuales del clero, puso en alerta a miles de mujeres que tendríamos que denunciar cada día estas cárceles invisibles donde se comete maltrato, acoso y abusos contra monjas,  novicias y sirvientas, todas ellas creyentes, personas frágiles que están al servicio del clero.

El Papa Francisco reconoció estos abusos, y refirió el cierre de la congregación francesa Saint Jean, donde los clérigos y su Fundador, practicaban la esclavitud sexual, y se las llegó a manipular mentalmente para que se sintieran culpables, como hacían en la Edad Media y antes. Convertidas en marionetas, las religiosas nunca han denunciado las coacciones, las humillaciones, y los abusos de poder que sufren en esos lugares. La Jerarquía eclesiástica ha perpetuado desde siempre el modelo machista y autoritario que el feminismo intenta abolir, por ello es urgente que frene todo esto. Sería la mayor revolución feminista  de nuestro siglo. Ellas solas no lo pueden hacer, el contexto cerrado y oculto de los centros religiosos, no ayuda a empoderarlas, por tanto son humilladas y tratadas como esclavas.  Acaban perdiendo su dignidad, sus derechos y sus libertades, sobre todo si son mujeres de sectores humildes y vulnerables. Es indigno que además las obliguen a callar, a llamar "padre"  a su agresor, a bajar la cabeza como si las culpables fueran ellas por haberlos provocado. 

Sra. Ministra, estas mujeres son usadas por pura necesidad corporal de un sacerdote, explotadas laboral y sexualmente. Esperan y transigen con todo, soportan frustraciones personales, humillaciones, fracasos y abortos forzosos, pero a pesar de esto,  La Iglesia batió su récord de dinero público en 2019, tras destapar el Tribunal de Cuentas el descontrol del sistema. La Institución católica recibió 284,4 millones de los contribuyentes por la casilla de la renta, un 6,19% más que el anterior máximo, aparte de otras subvenciones a las escuelas privadas y concertadas de la Iglesia, según el diario digital Infolibre. La Conferencia Episcopal no presenta la memoria sobre el destino de los fondos, incluido el superávit de dos últimos años, que representa más del 50%  y los ha dedicado invertir en 13 canales de Televisión.

9  Sra Ministra, investigue las vulneraciones de derechos humanos  en los asentamientos de temporeras de Almería y Huelva, y otras Comunidades. La Asociación Multicultural de Mazagón afirma que es un drama humanitario que afecta a 8.000 o 10.000 personas que viven en 40 asentamientos de chabolas en los Municipios de Lepe, Moguer, Lucena del Puerto y Palos de la Frontera, provincia de Huelva. Hay otros 79 asentamientos  entre 5.000 y 7.000 personas en los Municipios de El Ejido, Roquetas de Mar,  Vicar, Nijar,  Antas y Cuevas de Almazora. Viven en chabolas infernales con techo de madera y plástico que recogen de los vertederos. Las ONG aseguran que falta planificación por parte de la Administración. Esto trae asociado el maltrato y los abusos contra mujeres. Algunas temporeras que han pasado por esto,  no han podido retornar a sus países, porque allí ya no tienen cabida Serían repudiadas por sus maridos por impuras e infieles y las castigarían   a no ver a sus hijos.  Sentirían el rechazo de sus familias de por vida. 

Condene a quienes las explotan y las obligan a trabajar hasta 12 horas seguidas con un par de bocadillos, y hacinadas, sin lavabos, ni baños decentes para su aseo y cobrando unos cuantos  euros la hora. Muchas duermen en las calles.

10 Actué contra el hambre infantil de niñas y niños, ¿ o va a ignorar a los niños por ser hombres ?. El hambre infantil ha llegado a cotas altísimas en nuestro país. La malnutrición puede suponer riesgo alto para la salud de los niños en cualquiera de sus formas. Según datos publicados por Acnur en 2019, de acuerdo con los datos aportados por Unicef, España presenta una de las tasas más altas de pobreza infantil de la Unión Europea. Es el tercer país tanto en pobreza relativa como en pobreza anclada en el 40% de la población infantil, solo queda por detrás de Rumanía y Grecia.

11 Actúe a favor de las mujeres migrantes, explotadas para la prostitución por mafias que las obligan a trabajar casi 24 horas al día, a cambio de tres comidas diarias, y algo de ropa para ejercer como prostitutas ganando unos pocos euros al día, que se les van en pagar la deuda que contrajeron en sus países con las mafias que las trajeron a España a prostituirse, muchas de ellas sin saber el trabajo que les esperaba.
 
12 Actúe a favor de los derechos de las mujeres rurales que son las que más carecen de ellos, así como de sueldos dignos, y con poco reconocimiento al trabajo que desempeñan, tanto por parte de la sociedad. como  de las Administraciones.

13 Actúe a favor de la conciliación familiar. Facilite la contratación laboral de mujeres con hijos pequeños, subvencionando a las empresas que tengan  un determinado número de empleados, y  tengan una guardería en la propia empresa, que se ocupe del cuidado de los hijos de sus trabajadoras. Esto significar menos trabas para contratar a estas mujeres, que por falta de recursos para pagar un jardín de infancia, se ven obligadas a rechazar trabajos. Esto ayudaría a bajar el índice de desempleo en la mujer  en la actual  situación de pandemia.

14 Actúe contra los padres migrantes, que viven en España y quieren practicar la oblación, o la mutilación genital a sus hijas, o hacérsela en sus países de origen y luego retornan,  sin que se pueda  hacer ya nada por ellas.

Sra. Ministra,  su Ministerio es el que maneja más dinero público y el que más ha aumentado su asignación en los Presupuestos Generales del Estado, sólo está por detrás del Ministerio de Sanidad. Con los 403 millones de Euros concedidos en 2021, se pueden  implantar políticas de verdadera igualdad que no discrimine a las mujeres por su edad, por su religión, por su nacionalidad, ni a los niños,  como en los casos que he referido en mi carta.

Sra. Montero, espero y deseo que algún día, como Ministra de Igualdad, no nos decepcione y pueda representar sin excepción,  a todas las mujeres de este país, incluyéndome a mi, que a día de hoy no me siento representada por Vd.

No desatienda a ningún mujer, Sra. Ministra. Todas somos merecedoras del mismo interés y sobre todo del mismo respeto, aunque seamos diferentes.

Luisa Vicente
















































Comentarios