LA SAGA DE LOS RATO. Una familia de corruptos que quebraron 3 bancos

                                                                                  LA SAGA DE LOS RATO


Faustino Rodríguez San Pedro, Ramón Rato y Rodrigo Rato


No sería justo para los clientes  de Bankia, antes Caja Madrid, referir antes que nada, la estafa bancaria que se produjo  en España durante la crisis del 2008 y que afectó a casi  un millón de familias ahorradoras, un robo  que aún hoy nos abochorna y nos indigna,  y que saltó a la prensa Internacional como la mayor estafa de todos los tiempos. Me estoy refiriendo a las famosas Participaciones Preferentes, que Caja Madrid y todas las Cajas de Ahorros en general,  colocaron como depósitos a plazo fijo seguros y rescatables sin plazo a la vista, cuando  en realidad se trataba de títulos de alto riesgo, con un determinado plazo  de rescate,  tiempo que  en muchas ocasiones era de  hasta 70 años, y en otros casos tenían  hasta un plazo  indefinido. 

Ante la grave situación financiera por la que atravesaba la banca en 2008, las Cajas dispusieron de casi 30.000 millones de euros que tenían los clientes en Participaciones Preferentes. Para no devolverles el dinero, crearon un corralito, como  hizo Argentina tiempo atrás, lo  que no permitía a ningún cliente que dispusiera de  su  dinero. 

Quien ocupaba el cargo de Presidente en Caja Madrid, durante la época de la crisis inmobiliaria, era Rodrigo Rato, un personaje por todos conocido,  que anteriormente había  ocupado cargos políticos,  incluso fue Director Gerente en el Fondo Monetario Internacional. 

Rato era un sabueso  admirado por todos, y si algo tenía,  era una habilidad magistral para quebrar bancos y evadir la cárcel, aunque en este caso, no le sirvieron  de mucho sus influencias, dado el  alto número de delitos que cometió a lo largo de su vida como político, pero sobre todo como banquero. 

Rodrigo Rato fue  condenado  el 23 de febrero de 2017 a 4 años y medio de cárcel por las tarjetas Black.  Sorprendentemente fue absuelto en el caso de la salida a Bolsa de Bankia.

Actualmente, la Fiscalía  piden  hasta 83 años de cárcel por el delito continuado de fraude, alzamiento de bienes, blanqueo de capitales y apropiación indebida. Al final tenéis el enlace.

Detención de Rodrigo Rato Abril 2015 tras un registro policial en su casa

Rodrigo Rato y Figaredo, o Rodrigo Rato a secas, fue aleccionado por su padre y por su hermano para escalar a lo más alto del sector privado y de la banca. Esa meta obedeció quizá, a la venganza de su padre contra la afrenta que le hizo el Banco de España por quebrar tres bancos, dos de su propiedad. Este hecho llevó al padre de Rato , junto a su hermano, su tío, a la cárcel de Carabanchel. Con estas credenciales familiares se podría afirmar, que a los Rato les persigue una vida llena de fracasos.

Con 35 años, el actual Rodrigo Rato ex Presidente de Bankia, ocupó su primer escaño en el Congreso de los Diputados en 1982. Apoyó el nombramiento de Aznar a Presidente. Fue Vicepresidente del Gobierno y Ministro de Economía entre 1996 y 2004. 

Privatizó a Argentaria, Tabacalera, Telefónica, Endesa y Repsol. Generó un agujero de 20.000 millones de euros en 2011 en el Sector eléctrico. Fue Gobernador en las Juntas de Gobernadores del FMI, Banco Europeo de Inversiones y otros, hasta su dimisión en 2007. 

Se le propuso como sucesor de Aznar y como candidato a Presidente del Gobierno, finalmente Aznar nombró a Rajoy como Presidente del Gobierno. En 2007 se incorporó a un banco de inversiones francoestadounidense. En 2008 fue Consejero Asesor del Banco de Santander.

Dirigió Bankia del 2010 al 2012, configurando la mayor integración financiera de España de siete Cajas de Ahorros. Caja Madrid, Bancaja, La Caja Canarias, Caja Ávila, Caja Segovia, Caixa Layetana y Caja Rioja. Lejos de perder poder tras la quiebra de Bankia, fue nombrado Consejero Asesor para Latinoamérica y Europa en Telefónica. 

En Caja Madrid, de todos es conocido la vida de lujos que llevaba Rodrigo Rato, junto a su amigo Miguel Blesa, que "se suicidó" y cosa curiosa, desde aquél día ningún medio hizo comentario alguno sobre su extraño suizo o su vida. Silencio absoluto. 

Luego vino Bankia, que quedó reducida a la mínima expresión como entidad. Eedujo la plantilla  en miles de trabajadores, y se cerraron centenares  de oficinas bancarias en todo el país.  Solo quedaron unas cuantas oficinas  en las principales capitales de España, junto a  unos OFIBUS o autobuses que recorren los pueblos pequeños donde han quedado sin oficinas y que prestan el servicio de reintegros básicamente, sobre todo a personas mayores que dependen de un servicio personal por desconocer el manejo de la banca on line, o por la falta de Internet  al ser pueblos muy pequeños.

Rodrigo Rato,  no pudo librarse de la cárcel, por el caso de las tarjetas Black, aunque  en el caso Gescartera, la agencia de valores que tambaleó a toda la cúpula de Aznar, si supo escabullirse hábilmente de la trama. Rato se libró por los pelos del fraude sin tener que dar explicaciones ante la opinión pública. A pesar de todo, no salió del todo indemne en una estafa piramidal de más de 50 millones de euros. Más de 4000 inversores perdieron su dinero entre los años 1992 y 2001, convirtiéndose en el símbolo del pelotazo financiero a finales del siglo XX. La trama turbia de Gescartera, fue un estigma para el PP durante muchos años, aunque hoy haya desaparecido de la memoria de muchos.

Rodrigo Rato inaugurando la salida a Bolsa de Bankia


“De raza le viene al galgo” sería el refrán más acertado para Rodrigo Rato, perteneciente al “Clan Rato”. Esta “banda” familiar formada por su padre Ramón Rato Rodriguez-San Pedro, su hermano Ramón Rato Figaredo y su tío Faustino Rato Rodriguez-San Pedro, fueron sentenciados en 1967 por delito monetario y por evadir capitales a Suiza. De los dos bancos, propiedad del patriarca de los Rato, Banco Siero y banco Murciano, el primero sirvió de tapadera para evadir ilegalmente 70 millones de pesetas a Suiza. Dicho banco fue intervenido por el Banco de España con un dictamen de quiebra

Hemeroteca: Página del diario ABC comunicando la noticia el 3.12.1966


En una espectacular operación policial, los agentes detuvieron esposados a Ramón Rato y a Ramón Rato Figaredo cuando se encontraban en la boda de su hija Mª de los Ángeles Rato Figaredo y Emilio García Botín, sobrino de Emilio Botín, en los salones del antiguo Hotel Castellana Hilton en Madrid.

Como consecuencia de todo esto, el 1 de septiembre de 1967 funcionarios de la Dirección General de Presiones, entregaron a Ramón Rato a la Guardia Civil en las dependencias de la cárcel de Carabanchel para su traslado a la prisión provincial de Almería con el fin de que extinguiera allí su condena por “contrabando monetario”

La condena al padre de Rato, fue de 3 años de cárcel y una multa de 176 millones de pesetas, su hermano a 2 años de cárcel y una multa de 44 millones de pesetas y su tío a 5 millones de pesetas. Al salir de la cárcel, ambos siguieron sus negocios con espíritu de revancha al considerar que se les había condenado injustamente.

Los depositantes que tenían ahorros hasta las 50.000 pesetas, el máximo garantizado por el FGD en aquella época, fueron resarcidos, pero no hay constancia que el Banco de España devolviera el dinero al resto de depositantes que sobrepasaran esta cantidad.

Anticorrupción pide hasta 83 años de cárcel para Rodrigo Rato por corrupción, blanqueo de capitales y fraude fiscal.

Rodrigo Rato en un  permiso  penitenciario

La Fiscalía solicita para el ex vicepresidente económico del PP penas de prisión de entre cuatro y seis años por cada uno de los once delitos contra la Hacienda Pública, seis años por el delito de blanqueo, cuatro por el delito de insolvencia punible, otros cuatro por el delito de corrupción en los negocios, y, finalmente, tres por el delito de falsedad documental, según informa Público el 23.03.2021

Creo que ya va siendo hora que en este país se haga justicia y los corruptos paguen por los delitos cometidos.

Luisa Vicente







Comentarios