LA BURBUJA POLÍTICA DEL ALQUILER


                 
                                         LA BURBUJA POLÍTICA DEL ALQUILER
                   
                                               "De aquellos barros estos lodos"






Abraham Lincoln tenía razón. Las dos  primeras  posibilidades de su cita  ocurren  más frecuentemente de lo que pensamos, incluso también podría ocurrir la tercera,  pero en el caso de la burbuja del alquiler,  la primera posibilidad  es palmaria:
                               
                                         “nos están engañando a algunos todo el tiempo”

Sesudos analistas académicos que lideran programas de máxima audiencia, insisten que la burbuja del alquiler ni existe, ni se la espera. Otros  aseguran  que  sólo  se trata de “un ajuste del precio ”  tras la intensa bajada del valor de las viviendas acumuladas por impago en  la crisis del 2008, o por los excesivos pisos turísticos que alquilan los  particulares. 

En cualquier caso, las burbujas no aparecen por arte de magia. Detrás de cada burbuja acostumbra a existir  un koctail mortal:   

Gestores políticos interesados. 
Nulos reguladores 
La codicia de los bancos.

En ningún país Europeo,  la burbuja inmobiliaria    tuvo tanto impacto como la ha tenido  en nuestro país. Las consecuencias nefastas derivadas del ladrillo, vienen porque  en este país siempre hemos  considerado la vivienda  un producto comercializable y especulativo, en lugar de considerarlo un derecho humano y social que debería exigirse para las comunidades más vulneradas y ante los Tribunales.

Activistas paralizando  un desahucio en Sants de una madre,  tres hijos y  la abuela, por impago del alquiler  tras perder su empleo. Septiembre 2016.

Según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en 2017 se ejecutaron 60.754  lanzamientos  en España y en  los 8 años anteriores, del 2008 al 2016, la cifra se disparó a 695.121 lanzamientos.

En 2018 los bancos vendieron casi 37.000 millones de activos tóxicos, procedentes del Banco Malo, según datos de La Vanguardia en febrero 2019. Esto confirma lo que comenté  en mi conferencia del pasado 29 de enero 2019:  " la burbuja del alquiler  deviene del lastre de la burbuja anterior,  o lo que es lo mismo, "de aquellos barros estos lodos “

Una  ametralladora  especulativa ha disparado contra miles de familias dejándolas en la calle, y  las casas vacías de esas familias, se han servido en bandeja a  los mal llamados ”fondos buitres” , que no son otros que políticos, bancos  españoles, patrimonios importantes, gente famosa, deportistas, y  alguna empresa extranjera, que hace de pantalla. A partir del 2013, las SICAVS han ido desapareciendo  por  la presión de Podemos que lo ha utilizado como arma política, y la alternativa de inversión de las grandes fortunas, ha sido invertir en  las llamadas SOCIMIS. Estas  empresas invierten exclusivamente en el mercado del alquiler y tienen el mismo trato fiscal que las SICAVS. Las SOCIMIS  son empresas similares a las REIT y  aparecieron hace años en EE.UU. Cotizan en el Mercado alternativo  bursatil ( MAB) y   están afincadas en Paraísos Fiscales. 

Hay soluciones para acabar con esta burbuja, pero los intereses del gobierno y la banca  parecen ser otros. Una solución sería que una parte del parque de viviendas que está en poder de  los bancos, se destinara a vivienda social, pero optaron por lo contrario, confiscar casas a familias vulneradas por la crisis. y también  a personas ancianas que aunque pagaban su renta, no podían  asumir el incremento del  nuevo alquiler al finalizar su contrato. Estas viviendas son los activos altamente rentables. que están enriqueciendo a los especuladores que invierten en  las SOCIMIS. 



                                                                          Banco de España


La pobreza de un país  no  es  tanto  el resultado de unos  especuladores financieros, sino que tiene mucho que ver con la escasa o nula supervisión de sus reguladores, en este caso, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores( CNMV), que han actuado como si no existieran.  

Solo hay que reparar en la reciente exculpación de los responsables de Caixa Catalunya,  hecho  que nos ha  indignado a  todos. Recordemos que la Audiencia de Barcelona  absolvió recientemente a la excúpula de Caixa Catalunya, por los sobresueldos  del exdirector general, Adolf Todó y su expresidente Narcís Serra, junto a 41 cargos más de la entidad, acusados  igualmente por  adjudicarse  retribuciones millonarias  en plena crisis y cuando la Caixa  ya estaba quebrada.

Fraude por las preferentes
Caixa Catalunya, también colocó a sus clientes , las famosas Participaciones Preferentes y Deuda Subordinada, unos instrumentos financieros de alto riesgo como si fueran plazos fijos y de cobro anticipado, cuando en realidad eran inversiones perpetuas. 

Con  la reestructuración bancaria, pasó a denominarse Catalunya  Banc y fue absorbida por el  Banco de Bilbao Vizcaya Argentaria S.A. La  rescatamos entre todos contrayendo una deuda de 12.000 millones de euros y fue vendida por 1 euro. 
El testimonio de los responsables del Banco de España, ha sido crucial para que sus pésimos gestores, salieran impunes, algo que a estas alturas ya no nos sorprende.


                     Narcís Serra y Adolf Todó, Presidente y Director General de Caixa Catalunya

Si alguna virtud tiene nuestro sistema financiero,  es  que en 2008  se quitaron sus máscaras y mostraron  claramente la inmoralidad  de las personas que lo integran. También pusieron en evidencia cual fue  su responsabilidad en la crisis inmobiliaria, cuales fueron sus  intenciones  y  cuales han sido sus pactos en esta burbuja del alquiler que está produciendo  tanto sufrimiento a miles de personas.

La dura realidad es que nos enfrentamos a la mayor presión alcista en los precios del alquiler jamás conocida en este país, originando una  burbuja letal que muchos niegan, pero como  toda burbuja, acabará explotando con nefastas  consecuencias para todos nosotros.  

Luisa Vicente

Comentarios