TENGO FRÍO

TENGO FRÍO
Me empaqueta el frío. No se de dónde  viene. 
Me abrigo y  el frío se queda.  Viene de dentro,  desde muy dentro. Es un frío que no es mio, me lo traspasa otro.
Un cáncer terminal  acabará con la vida del marido de Judih,  una amiga de antiguas luchas. Son  luchas que sólo entiende el que lucha a morir.
Le quedan dos o tres días, incluso menos. Está en cuidados paliativos.
A Judih se le va media vida, la otra media se la roba él.  Vida y media tendrá su marido, Judich vivirá con media. 
Deambulará por desiertos interminables que no  acaban nunca. Son desiertos que seguirán desiertos toda la vida.
Vivirá viendo  la vida pasar,  tanquilamente, apacible,  igual que ves  las hojas  nacer en primavera  y morir  en invierno  tras la ventanilla del tren del que nunca bajas.

Si  la vida es nacer, crecer, ver la vida pasar  y morir,  sembraré  la mejor semilla,  aunque la vida sea un desierto visto tras la ventanilla de un tren del que nunca bajamos antes de tiempo.

Luisa Vicente

Resultado de imagen de mujer mirando ventana  tren"



Comentarios