COVID-19, EL ESPECTÁCULO DE LA DESINFORMACIÓN

 

David Urbina on Twitter: "En un mundo lleno de mentiras, la boca ...
La censura en la Democracia es la sobreinformación, el batiburrillo de mil noticia que aparecen incesantemente donde lo que prima es la inmediatez por encima de la rigurosidad. Es la ensalada para saturarnos y que la noticia importante no esté a la vista entre tanta información intrascendente y superficial. Es más viejo que el hilo negro.
Esta pandemia desde el punto de vista informativo, es el triunfo del espectáculo en detrimento de la buena información. Es lo más parecido a "Sálvame de luxe"

Hemos vito que se ha utilizado la pandemia como arma arrojadiza para desprestigiar al partido político contrario y obtener así atención y votos. La puesta en escena en cada informativo sobre el Covid-19, la preside un personaje pintoresco y mediático, Fernando Simón, médico epidemiólogo y director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias. A modo de hombre del tiempo, informa del número de infectados y muertos cada semana, noticias que generan más miedo y tortura que claridad, pues las recomendaciones que ofrece, al día siguiente quedan invalidadas por otras distintas y opuestas que nos hace sentir perdidos y confusos.

Medio confinados en nuestras casas y convertidos en pasivos consumidores de telenoticias "covistas", nos encontramos solos frente al televisor, la radio o el periódico sin posibilidad de interacción social, o espacios colectivos para compartir y debatir la información que recibimos. Me cuestiono en este momento tan convulso que vivimos, si las noticias que recibimos expresan fielmente lo que está ocurriendo en el mundo.

Cuando tengo a un informador televisivo ante mis ojos, o leo un articulo en la prensa, pienso si estos profesionales tendrán garantizados sus derechos laborales ( en la medida que en este momento se puedan garantizar) así como la veracidad de la información que ofrecen, ya que por lógica, acatar las directrices de sus superiores a la hora de informar y redactar un artículo con imparcialidad, dependerá mucho de esto. Un periodista con una vida dickessiana, que se siente coaccionado a la hora de informar para mantener su puesto de trabajo y que a duras penas pueda mantener a su familia, pagar su alquiler o la hipoteca, si la tiene, o el colegio de sus hijos, compromete sobremanera el valor de lo que comunica.

Decía Noam Chomsky: " Un mercado libre con publicidad no ofrece un sistema neutral, pues quien decide es el que ha pagado por la publicidad "

Los vulnerables consumidores de noticias sobre la pandemia son carne de cañón para los medios, en realidad siempre lo fueron. La guerra bactereológica del Covid-19 es una guerra en sí misma y nosotros sus rehenes. Se están produciendo detenciones y encarcelamientos por denunciar la información alternativa sobre la pandemia, canales de Youtube, grandes grupos de faceebok, Instagram etc.

El Gobierno alerta de que la información alternativa no es fiable y "desinforma", pero acaso los medios oficiales cuando sabemos que han dejado de ser grupos de comunicación puros.

Desde hace tiempo son grupos económicos colosales que no tienen como principal actividad la comunicación. Sus accionistas son magnates, bancos, financieras, aseguradoras, empresas de comunicaciones, partidos políticos, incluso empresas de armamento. En sus Consejos de Administración se sientan banqueros y ejecutivos que no tienen ninguna relación con la información.

Habría que decir ¡ basta de detenciones ! por discrepar de sus mentiras y medias verdades que difunden las 24 horas del día para infundirnos medio.




El
totum revolutum que vivimos ha sido la ensalada perfecta para que la noticia importante desaparezca entre tanta información irrelevante.
Y ahora la pregunta del millón:
¿ Quién o quienes son los Poderes influyentes en la tirada informativa del Covid-19 ?
¿ Quién ha financiando con dinero público a los canales de TV. ?
¿ De cuanto dinero estamos hablando ?
CANTIDAD:
FUNCIÓN:
  • Incrementar la audiencia en unos porcentajes de cobertura poblacional de forma obligatoria durante el confinamiento y para 6 meses.
  • Sobre la mesa  esta la demanda de desgravaciones fiscales del 25% al 30%  de los principales medios de comunicación para anunciantes  privados (o no) mientras dura el estado de alarma, por la crisis económica generada en la publicidad de radio, prensa, TV. internet.
A pesar de las palabras del Presidente Sanchez: " a nadie dejaremos atrás "  la lluvia de millones engrasa la maquinaria mediática , mientras que más de 150.000 trabajadores en ERTE o Expediente de Regulación Temporal de Empleo, siguen sin cobrar desde marzo, así lo anunció el Consejo General del Colegio de Gestores Administrativos. 

Según El Periódico, la mitad de solicitudes para el ingreso mínimo, unas 36.000, han sido rechazadas. La SS sólo ha llegado a tramitar el 20% de las 750.000 peticiones presentadas desde que se puso en marcha este subsidio el pasado junio. Han sido aceptadas 6.000 peticiones  y 25.800 están pendientes de tramitación.
Los medios de comunicación son los más grandes terroristas – El Heraldo  Latino
Nunca como ahora había sido tan necesario medios independientes y comprometidos para lectores críticos y exigentes, dispuestos a aportar una pequeña aportación anual para escapar del popurri de la sobreinformación que nos distrae de lo importante.



En relación con los magnates que engrasan a periodistas y medios como la BBC, NBC, National Journal, The Guardian, Financial Times, Le Monde y muchos otros.


No olvidemos que , a parte del engrase a los medios, existen los llamados filtros, esos mecanismos que determinan lo que es y lo que no es noticia, lo que quieren que hablemos en la cafetería, en nuestras casas, en las redes, con nuestros amigos, lo que los especialistas denominan agenda sitting.

No se trata tanto de que definan nuestra ideología, sino de seleccionar cuales son los temas que nos deben de interesar, que es mucho más que imponernos una ideología, puesto que supone sustituir la realidad en un mundo donde las relaciones sociales han disminuido bastante en favor de nuestro papel de consumidores de medios.
Si actualmente el 80% de las noticias que circulan por el mundo proceden de 4 agencias informativa internacionales: Assocated Press, United Press International, Reuters y Agence France Press que son las que establecen el orden del día y proporcionan la mayoría de noticias internacionales, imaginaros si no estamos ante un espectáculo desinformativo del Covid-19 bien montado.

Luisa Vicente

Comentarios

nuria ha dicho que…
Magnifica reflexión en un artículo que nos deja pensando en como nos afecta y modula toda la información que recibimos y lo vulnerables que somos!
Luisa Vicente ha dicho que…
Gracias Nuria por tu comentario.

No olvides que los medios son el llamado cuarto poder, por algo será. Antes los gobiernos impedían la difusión de determinadas noticias, si lo hicieran ahora sería demasiado evidente. Ahora la censura de la Democracia es la sobreinformación, ahí se esconde y pasa desapercibida la noticia importante, junto a la frivolización, esa es lo que impera hoy en los medios.

Un cordial saludo.

Luisa Vicente