EL PROTOCOLO EUGENETISTA DE CATALUNYA AL DESCUBIERTO

                                                                      LOS INVISIBLES 

                                 HOLOCAUSTO DE 29.782  ANCIANOS  EN RESIDENCIAS

                                                             Dos ancianos en una residencia 

MUERTES ANÓNIMAS POR DECRETO


Ha pasado poco tiempo del escándalo de las residencias, sin embargo apenas se habla de este vergonzoso episodio que costó la vida a casi 30.000 ancianos. La Justicia ha tirado balones fuera, y ha pasado de largo prácticamente de la mayoría de las demandas interpuestas por las familias.

Ni el Protocolo eugenésico redactado por la Consejería de Salud de Catalunya, que firmaron diez responsables indicando el procedimiento a seguir con los ancianos en residencias, parece ser indicio suficiente para considerarlo como delito de imprudencia temeraria, según se especifica en el Derecho Penal, cuando alguien omite auxiliar y socorrer a una persona que lo necesita.

Pues bien, no solo este Protocolo criminal prohibió que se trasladara a los residentes enfermos a los hospitales, sino que los Directores de las residencias prohibieron que los ancianos hablasen por teléfono o videollamada con sus familiares. En las pocas ocasiones que algunos residentes pudieron hacerlo, suplicaban a sus hijas o hijos que los sacaran de allí " Hijo mio, sácame de aqui, hay muchos muertos".

Los ancianos no recibieron en ningún momento ese calor humano que necesita  una persona  indefensa y asustada , al contrario,  los encerraron  en sus habitaciones días y días hasta  que perdieron  la vida

Muchos presentaban sintomatologías de moderadas a graves o muy graves: diversos cuadros de neumonías, enfermedades coronarias, síndrome de distrés respiratorio, tenían el sistema inmunitario debilitado, diabetes, presión arterial alta, respuestas inflamatorias en extremidades, leucemias, shock séptico, fallos multiorgánicos, cáncer, y síntomas de Covid-19, pero a ninguno de ellos se le concedió la posibilidad de que una ambulancia  lo llevara a un hospital para que fuera atendido. 


Más que residencias, eran grandes parkings de ancianos, algunas  tenían  más de  200 plazas. En  contrapartida al lucro que obtenían, cada vez reducían más la plantilla del  personal de cuidados, el de enfermería y los servicios médicos. Prácticamente carecían  de una supervisión regular  en el servicio de limpieza, el mantenimiento de los servicios de suministros, calefacción, agua,  y aire acondicionado. La higiene de los residentes, su atención personal, el cambio de pañales, las veces que los bañaban, o los menús que ingerían, nada de esto se  supervisaba regularmente por parte de Ayuntamientos, ni de las empresas que tenían la concesión de "explotarlas" nunca mejor dicho: Vitalia Home, DomusVi, Orpea, Ballesol, o Sanitas Mayores. Las residencias con "fachada de hotel de 5 estrellas" funcionaban solas, sin más". 

Varios medios quisieron  ponerse en contacto con ellas para recabar información de los miles de fallecimientos ocurridos durante los primeros meses de la pandemia,  pero todas  rehusaron  hacer declaraciones.  

GRUPOS DE  RESIDENCIAS  SON COMISIONISTAS  DE FUNERARIAS

Si, habéis leído bien. Parece que los Grupos de Inversión no tienen  suficiente  con el dineral que ganan con el "aparcamiento de ancianos", sino que aún van más allá.  A una no le cabe en la cabeza que  estos piratas tengan  el cuajo de seguir chupando del bote después de morir un anciano. El diario digital INFOLIBRE  dio la voz de alarma, cuando averiguó que La Federación Galega de Asociacións de Familiares e Usuarias das Residencias e da Dependencia (REDE ) que representa a 65 residencias solo en Galicia, denunciaría al Grupo de Residencias DomusVi, junto a la principal compañía de servicios funerarios de España, Mémora, con la que tenían un acuerdo  de percibir 700 euros por cada familia de un residente fallecido que contrataba sus servicios.

DELITO DE NEGLIGENCIA CRIMINAL

Negarles el auxilio sanitario a los ancianos, no es solo una discriminación  por la edad, ( edadismo ) es un acto judicializable, y  por todas las circunstancias que concurren, es constitutivo de Delito Criminal. 

EL PROTOCOLO DE LA VERGÜENZA

En marzo 2020, diez  responsables del Área de la Salud de Catalunya, legitimaron un acto criminal, redactando un Protocolo eugenésico que confirma que los ancianos son objetos inservibles,  y por lo tanto  "prescindibles". 

Sin más, los puntos que contempla el Documento en cuestión, que validaron  las medidas más inhumanas a tomar,  fueron estos:

  • La Consejería de Salud del Gobierno Nacionalista de Catalunya, hizo llegar un documento al personal del SEM y a los hospitales catalanes, para que no se ingresaran en la UCI a los pacientes con coronavirus, que tuvieran más de 80 años, en otras palabras, se decretó la muerte de un grupo entero de la población de Catalunya. Se autorizaba a suministrarles Midazolá, lo que equivale a darles muerte por sedación.
  • El  documento fue filtrado por Barcelona TV,  y de él se hicieron eco  un reducidísimo  numero de medios de comunicación, algo normal,  pues es sabido la proverbial sumisión de los medios de comunicación de Catalunya al Gobierno nacionalista.
  • El  documento emanado del Departamento de salud del Gobierno de Catalunya, indicaba que el personal sanitario debería priorizar los recursos para aquellos pacientes que no se pudieran beneficiar de ellos en términos de años salvados, y además deberían evitarse los ingresos de pacientes con escasos beneficio e insuficiencia respiratoria aguda. 
  • El texto utiliza el eufemismo "limitación del esfuerzo terapéutico" para designar la condena a muerte de sectores enteros de la población a los que se encuadra bajo el término de pacientes con sospecha de Covid-19 e insuficiencia respiratoria aguda. 
  • El Documento fechado el 24 de marzo 2020  pretende mantener una ética en la toma de decisiones basada en ofrecer los recursos a pacientes que más se puedan beneficiar de ellos en términos de años de vida salvados, máxima supervivencia al alta, evitar ingresos de pacientes con escasos beneficios, ya sea por patologías respiratorias por el Covid -19 o por otras patologías que condicionen el estado crítico. En otras palabras, no se van a prestar atención sanitaria a determinados grupos de pacientes.
  •  El texto señala que estas medidas pretenden evitar el fenómeno del primero que llega, el primero que ingresa, y afirma que la intensidad terapéutica de determinará según criterios objetivos de idoneidad y expectativas de resolución del proceso, en otras palabras, no se dará asistencia sanitaria a aquellas que se consideren que no la van a aprovechar durante más años que aquellos que sobrevivan.
  • Aunque el Documento señala que la edad no ha de ser el único criterio que determina lo que denomina la limitación del esfuerzo, la realidad es que el texto marca la edad precisamente como factor decisorio para recibir atención médica y poder sobrevivir.
  • Así, los pacientes de más de 80 años no recibirán más que oxigenoterapia con mascarilla,  y si en 15 minutos no se produce su recuperación física, se le suministrará  MIDAZOLÁ.
  • Consultados dos médicos, uno estadounidense y otro español, han coincido que suministrar  Midazolá a una persona con insuficiencia respiratoria, equivale a darle muerte mediante sedación, en otras palabras, el Gobierno nacionalista de Catalunya, ha decidido que  los ancianos  con más de 80  años, serán  privados de respiradores, y   en caso de no responder de forma positiva  a solo 15 minutos de  oxigenoterapia con  mascarilla, se les dará  muerte mediante sedación. 
  • Los pacientes entre 75 a 80 años, también estos recibirán solo quince minutos de oxigenoterapia con mascarilla.  Si en quince minutos no presentan  mejoras, también se les administrará MIDAZOLÁ, lo que tiene como resultado la muerte por sedación,  es decir equivale a una ejecución. 
  • Los ancianos  menores de 75 años, se someterán también al mismo tratamiento, es decir,   recibirán quince  minutos de oxigenoterapia con mascarilla.  Si en 15 minutos no presentan  mejoras, también se les administrará MIDAZOLÁ, lo que significa la muerte por sedación.
  • El Documento señala,  que el criterio medico puede imponerse sobre estas recomendaciones si está razonado,  argumentado, y consensuado con los pacientes y familiares, una hipótesis que con una situación como la que se daba,  es del todo imposible que pudiera llevarse a cabo,   ya que ni siquiera las familias tenían permiso de la Directora para entrar en las residencias y  consensuar este tipo de decisiones con los médicos, que por otra parte tampoco habían. 
  • En las residencias, al no ser centros sanitarios, sino sociosanitarios,  no existen  los medios sanitarios que se citan en el Protocolo.  Si  se prohibía desplazar a los ancianos   a las UCI,  y las residencias tampoco contaban con los materiales sanitarios indicados, significaba literalmente que condenaban  a muerte  a miles de  ancianos.

   DIEZ  PERSONAS  FIRMARON  EL  PROTOCOLO  DE  LA VERGUENZA



1 Maribel Esquerdó. Médica PADES Mutuam. Programa de Atención Domiciliaria y los equipos de apoyo a dependientes de la Sanidad Pública Catalana.

2 Ana Olivè. Médica Hospital Mare de Deu de la Mercé y de las Residencias de la Salud.

3 Sara Pons. Responsable atención espiritual en la Fundación Sanitaria Mollet.

4 Silvia de Cuadras. Psicóloga.

5 Dolors Quera. Coordinadora médica del Hospital Mutua and Well. Presidenta de la Sección de Médicos Socio Sanitario del Colegio de Médicos de Barcelona.

6 Miquel Riguant. Grupo de ética de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria.

7 Ester Ruqué. Médica Geriatria del Hospital Universitario San Juan de Reus.

8 Joan Solá. Director del Ârea Sanitaria y Dependencia de la Fundación Sanitaria de Residencias Geriatricas del Colegio de Médicos de Barcelona.

9 Josep Tarés. Presidente de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Barcelona.

10 Montse Esquerda. Presidenta de la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Lérida y Presidenta de la Comisión de Deontologia del Consejo de los Colegios de Médicos de Catalunya.

En paralelo a este documento el Presidente de la Asociaciòn Profesional Catalana de Directores de Centros y Servicios de Atención a la Dependencia ASCAT, Andrés Ruefs, ha dicho que las muertes por coronavirus en las residencias y geriátricos, son como mínimo un 50% más que las cifras oficiales.

LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA HUMANA
Este video recoge el  texto de mi artículo La obsolescencia programada humana
 
Los ancianos  estarán amenazados, siempre que  persista la discriminación por edad ( edadismo) y se  consideren   "recursos  inútiles  que interfieren la ética  de utilidad"  en  un sistema que pone  el  capital por encima de todo.

Luisa Vicente.




Comentarios